Fe….


Sin fe no es posible agradar a Dios….. (He. 11:6)

Algunos pensaríamos que sería una necedad el no confiar en el Dios y Señor del universo….SONY DSC

 

Cuando vemos sus proezas y vemos hacia atrás, sabemos que “nuestro socorro está en el nombre del Señor, quien hizo los cielos y la tierra.” Salmo 128:4

Pero me he dado cuenta que en las pruebas de todos los días, es difícil confiar…..

Como Pedro, vemos las olas y la tempestad y empezamos a hundirnos. Como el pueblo de Israel, vamos trás nuestros ídolos.

Y terminamos queriendo hacer lo que mejor nos parece.

Pero de alguna manera u otra, la falta de fe es igual a idolatría. Dios aborrece la idolatría, y sin fe es imposible agradarle. Pero debemos tener en mente que la única y más importante ambición que debemos tener en nuestra vida, es agradar a Cristo (2 Cor. 5:9), andando por fe y no por vista.

Siendo tan terriblemente humanos como somos, es difícil dejar de tratar de controlar nuestras propias vidas, y es fácil olvidar las misericordias y la fidelidad del Señor. Pero Su gracia es suficiente, y en su gracia, podemos agradarle y andar por fe. Buscando primeramente Su reino y Su justicia, y viviendo un día a la vez, una lucha a la vez, una prueba a la vez; dependiendo de Aquel que se perfecciona en nuestra debilidad.

No sabemos que pasará mañana, no sabemos que pasará en cinco años, no sabemos cuándo vendrá el Señor, no sabremos lo que no será dado o quitado, pero gloria a Dios porque podemos confiar en Él y porque Él sabe lo que es mejor. Él sabe dar buenas dádivas a Sus hijos, y el está perfeccionando Su obra en nosotros. Sea bueno o parezca malo…. sea que dé o que quite…. sea el nombre del Señor bendito (Job 1:21)

 

Aunque la higuera no eche brotes,
ni haya fruto en las viñas; aunque falte el producto del olivo,
y los campos no produzcan alimento;
aunque falten las ovejas del
aprisco,
y no haya vacas en los establos, 
con todo yo me alegraré en el SEÑOR,
me regocijaré en
el Dios de mi salvación.
El Señor DIOS es mi fortaleza;
El ha hecho mis
pies como los de las ciervas,
y por las alturas me hace caminar.

Habacuc 3:17-19

DSCF5898

 

Advertisements