Carta a una Hermanita


El tiempo pasa sin detenerse; cuando menos te das cuenta lo hecho, hecho está y ya no hay vuelta atrás. A veces desearía poder regresar el tiempo y detenerlo en esos momentos que ahora tanto añoro, a veces simplemente desearía ir atrás y poder cambiar todo.
IMG_3656
Y muchos dicen: “Dios está en control”, pero no debemos culpara a Dios de nosotros no haber hecho lo que debíamos hacer o no haber hecho lo que deberíamos. Dios es fiel, aunque seamos infieles, Dios se deja hallar cuando le buscamos con todo el corazón, Él ya pagó; pero nosotros somos responsables de las consecuencias de nuestras acciones, y de cómo eso afecta nuestra relación con Dios y nuestra luz hacia el mundo.
Y es por eso que te escribo, deseando que no cometas los errores que yo cometí, y que el amor de Cristo te apremie y ya no vivas para ti, sino para Aquel que murió y resucitó por ti.
Estas son algunas cosas que quisiera compartir contigo:

1 El chisme NUNCA es bueno
NUNCA hables mal de alguien. Y está segura de que si alguien habla mal de otra persona contigo, va a hablar mal de ti con otra persona. El chisme es una cosa destructiva; separa a los mejores amigos aunque sea como bocados deliciosos. El chisme causa amargura, resentimiento, y Dios lo compara aun con el homicidio. Una persona chismosa es lo contrario a una persona leal, y una amiga que no es leal, no vale la pena.
Quizás pienses y sepas que lo que dices es verdad y que de alguna manera contar algo que alguien más dijo o hizo es justificable, pero NUNCA es así, porque no vas a arreglar el problema de la persona, solo le vas a causar más. No es una actitud de amor, es una actitud de auto-compasión y orgullo, donde tratas de dar su merecido a alguien en vez de perdonar, amar y confiar en el Señor.
Pide dirección al Señor, si vas a contar algo de alguien más, que tu propósito sea ayudarle, así que habla con personas que puedan ayudarle, como su mamá o la tuya.

2 NUNCA hables de muchachos y esos secretos con tus amigas
Ya sé que es divertido y sientes que te une más a tus amigas, pero en realidad es algo tonto y una perdida de tiempo.
Yo llegué hacerlo con una amiga y las dos terminamos arrepentidas de cómo perdimos el tiempo, de las cosas tontas que hicimos y dijimos a causa de eso, de los sentimientos que despertó, de cómo nos distrajo del Señor, de los chismes que causamos, etc.
Sé que es normal que nos interese alguien, pero no es un juego, el Señor debe ser tu confidente y sé que a veces hablar con alguien de eso ayuda y es necesario, pero procura que sea alguien que te anime a poner tus ojos en Cristo, y no alguien que solo alimente tu ilusión, o alguien con quien se convierta en un ridículo juego de ver ahora quién le gusta a quién.

3 Cuida tu vida “secreta”
Es mucho más fácil hablar y decir cosas que no dirías en persona en Internet, pero ¿qué pensaría Dios de todas tus conversaciones en WhatsApp? ¿De qué hablas cuando crees que nadie se dará cuenta? ¿Qué pensaría Dios tus publicaciones en Facebook o Instagram? ¿Qué pensaría Dios de cada uno de tus pines en Pinterest? ¿Qué estás reflejando? ¿Cómo estás usando tu tiempo? ¿Qué haces, lees, ves cuando nadie te ve?
Muchas veces no nos damos cuenta de lo mucho que nuestras acciones afectan nuestro testimonio y nuestra relación con Dios. Quizás creas que porque parece inocente o nadie se da cuenta, estás bien con Dios, pero tener motivaciones o cosas ocultas solo nos aleja de Él y pone una barrera entre Él y nosotras, además de que una persona así jamás podrá brillar al 100% para el Señor. Piensa en lo honesta que estás siendo con el Señor, en si le temes o no. Eso es lo que importa.

4 Ama a todos
¿Has leído 1 Corintios 13? Dios quiere que lo amemos a Él y que amemos a los demás, y ese pasaje nos dice cómo. No importa lo que te hayan hecho, cómo te hayan tratado, no importa si son hipócritas, mentirosos, manipuladores, groseros, tu responsabilidad ante Dios es amarlos. Ellos van a dar cuenta a Dios de sus acciones, pero tú vas a dar cuenta a Dios de cómo los estás tratando, de lo que estás haciendo. Y créeme, siempre te vas a arrepentir de no haber amado a alguien, de haberlo tratado mal, y de las consecuencias de eso.
IMG_3657

5 Anda con sabios
Tal vez esto sea algo difícil, pero si tienes amigos con los que no es sano estar, quizás no son tus amigos. Un verdadero amigo siempre te va a animar a obedecer al Señor, te va a llevar por el camino difícil; el camino de negarte a ti misma, tomar tu cruz y seguir a Cristo, busca a esos amigos. Pero un amigo necio es el que va a alimentar la necedad de tu corazón, va a seguir tus juegos bobos, va a chismear contigo, y van a crear su propio mundo sin detenerse a preocuparse por los demás y amar a otros. Ese es un amigo necio y tienes dos opciones: Te alejas de él o te vuelves sabia y lo animas a ir por el camino del Señor, por el angosto. No trates de esconder malos hábitos o cosas incorrectas con el pretexto de “animarse en el Señor”. No te engañes a ti misma. Las mejores amistades son las que te animan a seguir al Señor, y claro que hay diversión y risas en eso; pero primero tienes que ser lo suficientemente valiente para desechar lo que no es sabio, sino necio. Y en eso hay increíble bendición.

6 Bendice
Muchas veces estamos tan ahogados en nosotros mismos que no nos damos cuenta de lo bendecidos que somos y de la bendición y el gozo que trae bendecir a otros. Que tu vida sea un canto de alabanza al Señor, busca maneras de servirle, de ser una luz para el mundo. Busca maneras en las que puedas animar a otros, en las que puedas ayudar a los que están en necesidad de cualquier cosa. Busca que tu vida en lo público y en lo privado sea una vida irreprochable, de ejemplo, de la que no tengas nada de que avergonzarte. Vive para servir. Para ser, en Cristo, una rama que da mucho fruto. 

6 Busca al Señor con todo tu corazón
Parece obvio, pero no siempre lo hacemos, creo que a veces todas las cosas que he mencionado nos alejan y distraen del Señor. Si buscas al Señor con todo tu corazón, encontrarás al Padre y Amigo que va a satisfacer todos tus deseos y necesidades, vas a encontrar a alguien que nunca te va a dejar ni desamparar, vas a encontrar al Amigo que te tomará de la mano y te guiará y te ayudara. Solo Él te ama perfectamente, y quiere darte lo mejor. 
Búscalo con todo tu corazón, no dejes que Dios sea una rutina, o un requisito para poder ir a hacer otras cosas que te gustan más. No uses a Dios sólo como un medio para obtener algo o a alguien. Dios es real, y en Su presencia de verdad hay plenitud de gozo. En su presencia hay salvación y no hay tropiezo. No siempre es fácil, y más porque nos reta a ir en contra de la corriente. Pero cree que para Él TODO es posible, puedes obedecerle si de verdad permaneces en Él y dejas que ya no seas tú la que vive sino Cristo. Reemplaza lo que escribí arriba con el Señor. Y pídele que te examine y quite todo lo que estorba entre tú y Él y que limpie tu corazón.
Solo te advierto, que la respuesta a esta oración puede ser dura, porque en mi caso así fue. El Señor me quitó cosas y personas, cambió mi vida en muchísimas maneras. Lloré mucho y ha sido muy difícil, pero veo que ha valido la pena porque he llegado a conocer y amar más al Señor. Volvería a vivir lo que he vivido y sigo orando la misma oración.
Espero que esto te anime a evaluar tu vida hoy. Hubiera deseado que alguien me dijera esto antes. Y oro porque el Señor use de esta manera en tu vida. Y lo escribo porque si has confiado en Cristo, eres mi hermanita y me importas. 
Y anhelo que tu luz brille con fuerza para la gloria del Señor. No ensucies el nombre de Cristo.
Y si me conoces tal vez pienses que soy una hipócrita, yo sé he fallado y fallo en muchas áreas, pero de verdad anhelo vivir para la gloria de Dios y para proclamarlo a Él. No pongan sus ojos en mí, pónganlos en Cristo y oren por mí.


“El que anda con sabios, será sabio; mas el compañero de los necios sufrirá daño.”
Proverbios 13:20

“Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo”
Filipenses 2:3

Con amor en Cristo,
Almita
Advertisements