Orad por Su Reino, Orad sin Cesar


Si hemos confiado en Jesucristo como nuestro Salvador, algo que nunca debemos olvidar es que separados de Él, no podemos hacer NADA.
Nuestra vida está escondida en Dios, y es Él quien obra en nosotros tanto el querer como el hacer para Su beneplácito; para que hagamos las obras que Él preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.
Y como una rama lo único que hace es quedarse pegada al árbol para que dé fruto, así nosotros, sólo nos aferramos al Señor y el produce fruto en nosotros; ya no eres tú el que vive, sino que Cristo vive en ti. Si estás en Él, ya nos son tus buenas obras, ni tus buenas actitudes, es Cristo. Quizás podamos hacer cosas en nuestras fuerzas, podemos tratar de agradar a la gente, pero si ambicionamos serle agradables es viviendo como Cristo anduvo.
Y eso es posible solo si queremos permanecer en Él. Cuando reconocemos nuestra debilidad e impotencia, entonces Él es fuerte. Y lo hacemos por fe, lo hacemos dependiendo de Él y creo que cuánto oramos refleja cuánto dependemos del Señor.
Cuando vas a hacer algo difícil, oras ¿no? Cuando hay algo importante o que te asusta, pides ayuda a Dios, o que te cuide. Pero muchas veces cuando vas a lavar los trastes o a hacer la tarea ni te acuerdas de Dios, porque crees que estás segura y que eres lo suficientemente capaz de hacerlo sin ayuda, ¿cierto?
Pero necesitamos al Señor siempre, Su presencia siempre. Y creo que es parte de lo que estos pasajes expresan:
 “Estad siempre gozosos; orad sin cesar; dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús. No apaguéis el Espíritu.” 
1 Tesalonicenses 5:16-19
“Al Señor he puesto continuamente delante de mí; porque está a mi diestra, permaneceré firme.”
Salmo 16:8
“Buscad al Señor y su fortaleza; buscad su rostro continuamente.”
Salmo 105:4
“Sin embargo, yo siempre estoy contigo;
tú me has tomado de la mano derecha.
Con tu consejo me guiarás,
y después me recibirás en gloria”
Salmo 73:23-24
La oración no solo es un medio para pedirle a Dios lo que se nos sé la gana; y aún así el quiere bendecirnos y contestar y darnos lo que pidamos, pero es aun más sublime que eso; es la bendición de hablar con el Padre que nunca va a fallarte, es clamar por fuerza y gozo sobrenatural, es interceder con Dios mismo, es estar en comunión con Aquel que te ama tanto, es colaborar en una causa eterna, es reconciliación, es reconocer que nunca estás solo, es el gozo de nunca estar solo, es dejar tus cargas y ansiedad sobre Dios, es sabiduría, es mover el cielo de maneras que no podemos imaginar, es dirección, guía, consuelo, es dejar que el todo sabio haga lo que es mejor…
Así que este es mi reto para ustedes, para mí: Tomen tiempo cada día para orar por la mañana, y pidan al Señor que les ayude a estar consciente de Su presencia todo el día. Durante el día busquen depender de Él, alabarle, dar gracias en todo, pedirle Su fortaleza para hacer todo con amor como para Él.
Y como siempre vale la pena una buena conversación, siempre tengan un buen tiempo de oración a solas con el Señor, donde derramen su corazón ante Él, donde oren por lo que el quiere que oren.
IMG_3724
Y oren porque su Reino avance, porque en la mies es mucha, pero los obreros muy pocos. Pablo oraba por la salvación de los judíos a pesar de la gran obra que hacía, así que nosotros tenemos que estar orando por la salvación de las personas. Oren por la salvación de sus familiares, amigos, conocidos, vecinos, compañeros. Oren por la gente que ha oído el evangelio, que la Palabra del Señor no regrese vacía (Isaías 55:11), que el Espíritu Santo los convenza de pecado (Juan 16:8) y cause en ellos amor por la verdad (2 Tesalonicenses 2:10), sabiendo que el no quiere que nadie se pierda sino que todos vengan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9), porque el Señor los proteja del Maligno para que no arrebate lo que se sembró (Mateo 13:19). Y también me animó a estar orando esta enseñanza de Cabe Pillette
Y les dejó este archivo que hice para ordenar mis ideas en cuanto a la oración. Me ha ayudado mucho, y espero que sea de bendición para ustedes, y que nuestras vidas sean transformadas para la gloria de Dios, y obviamente también necesitamos ser constantes en Su Palabra… pero de eso hablamos después :)
Y como no quiero que solo lean esto y lo olviden, quisiera que pudiéramos comprometernos a estar orando, y a estar orando unas por otras. Así que si quieren saber mi plan, pueden dejar un comentario y su correo si no lo tengo para mandarles los detalles del plan. Estoy orando por ustedes!
En Cristo,
Almita
Advertisements