¿Por qué la Biblia sí es la Palabra de Dios?


1

 

¿Cómo sabes que la Biblia es lo que dice ser; la palabra de Dios? ¿Cómo sabes que lo que dice es la verdad y puedes confiar en ella? Cualquiera podría decir que un ángel salió debajo de su cama y le dijo que escribiera algo importante y divino, ¿no? Pero, ¿qué hace diferente a la Biblia?

Mucha gente va a decir que sólo es un libro de cuentos y leyendas, pero que en realidad no tiene nada de divino, que tiene errores y que no podemos basar nuestra vida en eso. Pero existe evidencia de que la Biblia es lo que dice ser.

Arqueología y Otros escritos:
Hace tiempo se pensaba que la Biblia no tenía ningún respaldo histórico, pero con el paso de los años, Dios se ha encargado de mostrarle al mundo que lo que dice la Biblia, en realidad ocurrió. Arqueólogos han encontrado evidencia de que el Rey David y Poncio Pilato fueron personajes reales, los cuales ocupaban los puestos que la Biblia describe. También hay evidencia de que el diluvio ocurrió, de que Jericó existió y que, además, se cayó toda al mismo tiempo. Se han encontrado evidencias muchísimos lugares de los cuales habla el Antiguo Testamento, sin fallas geográficas. El Acueducto de Ezequías aún puede verse. Otros escritos muy antiguos, hablan de personas y acontecimientos de los cuales habla la Biblia, dando así un enorme respaldo histórico a la Biblia.

 

Consistencia:
A pesar de que la Biblia es una colección de 66 libros, escrita en tres idiomas por más de 40 autores (los cuales fueron pescadores, pastores, reyes, etc.), en tres continentes diferentes, en un periodo de más de 1500 años, sigue siendo una unidad y mantiene el mismo mensaje:
No hay hombre que no peque. Somos enemigos de Dios. Dios quiere reconciliarse con el hombre, y lo hizo a través del sacrificio de Su hijo Jesucristo.

 

Manuscritos:
Hasta el día de hoy se han encontrado más de 6,000 manuscritos completos o parciales del Nuevo Testamento, y miles del Antiguo Testamento. Se han encontrado escritos que se escribieron 300 años antes de que Jesús naciera. A pesar de los errores de copiado, los manuscritos tienen una similitud entre ellos de un 99.5%.  A través de esto se ha demostrado que la Biblia que tenemos hoy en día es la misma que hace miles de años.

De ningún otro libro antiguo se han encontrado tantas copias, y mucho menos que tengan tal porcentaje de similitud. A pesar de que la Biblia ha sido un libro atacado y que han tratado de destruir, es claro que Dios ha preservado Su Palabra.

 

Persecución y muerte de discípulos y seguidores:
La Biblia y otros escritores narran cómo los discípulos y otros seguidores de Cristo enfrentaron persecución y muerte. Ellos fueron testigos oculares de los acontecimientos Bíblicos, y trataron de difundir el mensaje de la Salvación en Jesucristo. Y murieron por eso.

 

Profecía cumplida:
Una profecía es una predicción del futuro. La Biblia está llena de profecías que se han cumplido o están por cumplirse. Muchas de estas profecías cumplen con eventos comprobados históricamente. Ningún otro libro puede decir lo mismo de sí mismo. Pasajes como Isaías 53 describen tan claramente la muerte de Jesús que se pensaba que se había escrito después de la misma. Pero manuscritos encontrados posteriormente, indicaban que databan de unos 300 años antes del nacimiento de Cristo.
En el antiguo Testamento podemos encontrar más de 44 profecías específicas que hacían referencia a la venida del Mesías, las cuales Jesucristo cumplió detalladamente.

 

Entonces, a la luz de esto, podemos creer que la Biblia es, efectivamente un libro divino y no humano; en el cual hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios (2 Pedro 1:21). Y si la Biblia es la verdad, entonces tenemos un problema “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque.” (Eclesiastés 7:20), “Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos.” (Isaías 59:2), “Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

Nuestro pecado nos ha separado de Dios, y estás condenado a muerte. Pero el mensaje de la Biblia es que Dios, además de ser justo, es un Dios misericordioso y amoroso, e hizo un plan para solucionar nuestro problema:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Juan 3:16

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
Romanos 5:8

El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.
1 Pedro 2:24

Cree en el Señor Jesús, y serás salvo
Hechos 16:31

Advertisements