¿Qué te Pasará si Mueres Hoy?


¿Qué te pasará si mueres hoy? ¿A dónde irás?

Muchas personas piensan que reencarnas, o que todos van al cielo, o que simplemente dejas de existir. Pero creo que solo tratan de aliviar la angustia de una pregunta para la cual no tienen la respuesta. Pero si crees que la Biblia es la Palabra de Dios, (Y hay muchas razones para creerlo), y que es la verdad, entonces, cuando mueres, vas a uno de dos lugares: El Cielo o el Infierno.

¿Alguna vez te has preguntado a dónde irás tú? Si mueres hoy, la respuesta a esa pregunta es lo que más debería importante, porque, en realidad, ya no va a importar cuanto dinero tienes, o cuantos amigos tienes, no va a importar que tan buena o mala es tu salud; en realidad, nada de lo que este mundo te puede ofrecer va a importar. Lo que va a importar es si Dios te dejará entrar al Cielo, o Su ira permanecerá sobre ti por la eternidad en el infierno.

El problema es que la Biblia dice que “por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios.” (Romanos 3:23), y “Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos.” (Isaías 59:2). Somos personas que hemos roto la ley de Dios, somos pecadores imperfectos. Tal vez tú piensas que no eres “tan malo” o que hay peores, o aun que nunca hemos pecado; pero “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.
Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El (Dios) mentiroso y su palabra no está en nosotros.” (1 Juan 1:8,10). Así que si creemos en Dios, tenemos que creer lo que Él dice en Su Palabra y su Palabra también dice: “Porque cualquiera que guarda toda la ley, pero tropieza en un punto, se ha hecho culpable de todos.” (Santiago 2:10). Somos culpables ante Dios; nuestro pecado nos hace sus enemigos y Dios celoso y vengador es el Señorvengador es el Señor e irascible.El Señor se venga de sus adversarios,y guarda rencor a sus enemigos.” (Nahum 1:2).

El lugar donde los pecados son castigados es el infierno, y es al lugar a donde merecemos ir. Y quizás piensas que Dios es bueno y nos va a perdonar, y aunque es verdad que Dios es bueno; Dios también es un Juez justo. U juez bueno, castigará un delito porque es justo. Así que en vista de nuestro pecado la respuesta a qué te pasaría si murieras hoy, es que irías al infierno a pagar por tus pecados.

Pero Dios es rico en misericordia (no nos ha pagado según nuestros pecados merecen), y justo también. Él sabía que no existe un hombre que pueda cumplir toda Su ley, sabía que todos debíamos pagar. Y por eso Dios se despojó a sí mismo, nació como un bebé llamado Jesús y vivió una vida sin pecado, perfecta, cumpliendo la ley de Dios, y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz, ¿sabes por qué? “Porque la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23) y porque “El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz” (1 Pedro 2:24). 

Tú y yo merecíamos estar en esa cruz. Jesús soportó toda la ira de Dios que tú y yo merecíamos en el infierno, sobre Él. Él fue tu sustituto, el se convirtió con su muerte en “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29) “y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado.” (1 Juan 1:7). Jesús es el Salvador que murió por nosotros; nadie más lo hizo, ningún “santo” murió por nuestros pecados, ni hubiera podido hacerlo porque hubiera que tenido que pagar su propio pecado, tampoco ningún otro “dios” lo hizo,  Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.” (Hechos 4:12) Y no solo murió, también resucitó al tercer día, triunfando sobre la muerte y el pecado.

“Nuestras obras tampoco pueden salvarnos,  Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Efesios 2:8-9) Y  No hago nula la gracia de Dios, porque si la justicia viene por medio de la ley, entonces Cristo murió en vano.” (Gálatas 2:21). 

Cristo quiere darte vida eterna, en Él hay salvación, en Él hay perdón de pecados. Él nos da su justicia. ¿Cómo? “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.”  (Juan 3:16). “Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Romanos 5:1). Cuando nos damos cuenta de que somos pecadores condenados al infierno y reconocemos nuestra necesidad del perdón de Dios, de un Salvador; de Jesucristo, y ponemos nuestra fe en Él, en lo que Él hizo para salvarnos, Él nos regala vida eterna, nos abre la puerta al cielo y “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” (Juan 14:6)

Así que otra posible respuesta a la pregunta de qué te pasará si mueres hoy, es que si tú has confiado en que Jesucristo como tu Salvador, que el pagó por tus pecados en la cruz, y que Su sacrificio es suficiente para pagar tu deuda; irás al Cielo.

Te ruego: “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo” (Hechos 16:31)

 Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.
(1 Juan 5:11-12)

30ced63cb7f6f6d0cbae2291f2bef468

 

 

Advertisements